UN POCO DE TRANQUILIDAD Y ESPERANZA EN MATERIA DE SEGUROS PARA LOS PROPIETARIOS DE FLOTAS DE VEHÍCULOS

UN POCO DE TRANQUILIDAD Y ESPERANZA EN MATERIA DE SEGUROS PARA LOS PROPIETARIOS DE FLOTAS DE VEHÍCULOS

¿Eres propietario de un vehículo, pero lo conduce otra persona o un empleado de tu empresa?? No siempre la compañía de seguros puede repetir contra el propietario los actos de los conductores con carácter doloso o bajo el efecto del alcohol y/o drogas.  Cuando el conductor de un vehículo, que no es propietario del mismo, produce un accidente de tráfico bajo los efectos del consumo de alcohol y/o drogas; la aseguradora está obligada a asumir los daños ocasionados. Pero, el artículo 10 del Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de octubre, le da la posibilidad de repetir contra el propietario.  El seguro de circulación del vehículo puede componerse de una parte de suscripción obligatoria y otra parte de suscripción voluntaria. Entre otras cosas, ambas partes establecen la posibilidad de repetición de la aseguradora contra el propietario y/o conductor y/o tomador.  La diferencia es que para la parte de suscripción obligatoria es la propia Ley quien establece en el citado artículo 10 esa posbilidad de repetición contra la aseguradora. En cambio, la suscripción voluntaria requiere la aceptación expresa contractual del tomador respecto a las cláusulas limitativas como la exclusión de cobertura por conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas.  La repetición de la aseguradora es una opción para ella y la podrá ejercitar una vez efectuado el pago de la indemnización. Entre otros supuestos de acción de repetición, la ley establece que la aseguradora podrá dirigirse, entre otros: Contra el conductor, el propietario del vehículo causante y el asegurado, si el daño causado fuera debido a la conducta dolosa de cualquiera de ellos o a la conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas o de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas.  Este planteamiento viene reforzado por la interpretación comunitaria, Sentencia de la Sala 5ª...
La borrasca Filomena pone a prueba la maquinaria de respuesta del sector asegurador.

La borrasca Filomena pone a prueba la maquinaria de respuesta del sector asegurador.

Mientras para unos una nevada resulta un acontecimiento mágico transformador del paisaje, para otros puede ser un auténtico infierno insufrible. Ello a pesar de que días antes de la eclosión de la emergencia las autoridades advirtieran de la situación. Visto lo visto, quizá una mayor anticipación y contundencia en los mensajes habría ayudado a interiorizar la gravedad de la amenaza. La borrasca Filomena ha producido infinidad de incidentes y siniestros generados por un temporal histórico que afectó a cerca de 800 carreteras, puertos de montaña y más de 20.000 kilómetros bloqueados por la nieve y el hielo, haciendo estragos en la movilidad de millones de personas en los núcleos urbanos de toda España. El temporal afectó al país, produciéndose nevadas especialmente copiosas en amplias zonas del centro e interior del tercio oriental peninsular, con acumulaciones de hielo y nieve que impidieron la movilidad de medios de transporte, provocaron el cierre de aeropuertos, estaciones de tren y autobús, negocios, falta de acceso a suministros básicos, con especial incidencia en los medios de transporte y vehículos a motor que sufrieron todo tipo de contingencias, deslizamientos por la calzada, impactos, vuelcos, accidentes e incluso víctimas mortales. Con la estabilización general de la atmósfera llegó la calma y el intento de la vuelta a la normalidad, aunque con temperaturas mínimas excepcionalmente bajas que obligaron a la paralización de negocios, colegios, universidades y todo tipo de actividades ante las dificultades de movilidad, que se hicieron más críticas en hospitales y servicios de salud. Es el momento de evaluar los daños sufridos por el temporal. Aunque aún es pronto para determinar el alcance de los daños y las...
Economía circular, digitalización sostenible y responsabilidad social corporativa. ¡¡¡Todo es posible!!!

Economía circular, digitalización sostenible y responsabilidad social corporativa. ¡¡¡Todo es posible!!!

Según el Real Decreto del 20 de febrero 2015, los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, llamados RAEE, son los aparatos en desuso que utilizan baterías o necesitan corriente eléctrica para funcionar. Como bien dice este mismo decreto, el fabricante del aparato es quien debe financiar la gestión de estos residuos. Se debe poner especial atención en el reciclaje de este tipo de residuos, ya que, son los que están creciendo con mayor intensidad durante los últimos años y sus componentes tienen un gran poder de contaminación. En España cada año se tiran 20 millones de teléfonos, que supone un total de 2.000 toneladas de residuos. En definitiva, la correcta gestión de los residuos electrónicos podría evitar la contaminación de nuestro entorno en gran medida y reutilizar los componentes en la fabricación de nuevos aparatos, fomentando así el modelo de economía circular. En la actualidad, muchos de los RAEE son enviados a países en vías de desarrollo, pero lo más recomendable es gestionar este tipo de residuos dentro de las fronteras de la Unión Europea. Por ello, la UE ha presentado su nuevo Plan de Acción para la Economía Circular. En este plan los desechos tienen un papel clave, ya que se busca que los residuos pasen a ser nuevos recursos. Los residuos electrónicos son reconocidos como un recurso gracias a su potencial de recuperación de materiales valiosos. Algunos materiales, se usan ampliamente en la electrónica moderna, pero su disponibilidad en la naturaleza es escasa. Por ello, estos residuos tienen un gran valor. A pesar de estos datos, solo el 15% de los residuos electrónicos se reciclan por completo,...
El peligro de la niebla en carretera. ¿Es posible minimizar este riesgo? La DGT está en ello

El peligro de la niebla en carretera. ¿Es posible minimizar este riesgo? La DGT está en ello

La niebla es uno de los problemas con los que los conductores pueden encontrarse en invierno. Este fenómeno reduce la visibilidad de manera considerable, al tiempo que humedece el asfalto reduciendo la adherencia de los neumáticos. Es por eso que la DGT trabaja en nuevos métodos para acabar con la niebla en las carreteras. Conducir con niebla implica hacerlo con poca o muy poca visibilidad. El riesgo de colisión entre varios vehículos aumenta, por lo que es fundamental asegurarse tanto de que puedes ver como ser visto. Las claves: aminorar la velocidad, no utilizar las luces largas y, en aquellos casos en los que la visibilidad sea nula, detener el coche. En este vídeo te enseñamos qué hacer si atraviesas un banco de niebla La DGT ensaya métodos para acabar con la niebla La Dirección General de Tráfico está poniendo a prueba varias tecnologías que pueden ayudar a aumentar la visibilidad en tramos afectados por la niebla.  Su objetivo es reducir el riesgo de accidentes y los tramos en los que este fenómeno meteorológico obliga a prohibir la circulación en determinados momentos. Es el caso de la Autovía del Cantábrico (A-8) que, a su paso por el Alto de O Fuouco, permanece cerrada una media de 700 horas anuales por intensos episodios de niebla. Con las nuevas tecnologías que ensaya la DGT, se reducirían las horas de cierre de dicha autovía en un 85%. Estos son los cuatro proyectos que ensaya la DGT para acabar con la niebla en las carreteras: Sistema AXM-16 V2 basado en un conjunto de elementos de balizamiento autónomos que permiten delimitar con tecnología láser el trazado de la vía...
Cancelar mi seguro por la crisis del COVID-19 ¿Es una buena idea?

Cancelar mi seguro por la crisis del COVID-19 ¿Es una buena idea?

Estamos atravesando una crisis sin precedentes en la historia de España a raíz de la pandemia de COVID-19, y todo apunta a que será extensiva a todo el mundo. Unos momentos en los que el gobierno ha tomado medidas excepcionales, que han afectado a la totalidad de la sociedad española en todos sus ámbitos: sanitarios, educativos, industriales, productivos, familiares y un largo etcétera. Ante esta inédita situación, las dudas son muchas y muy grande es la incertidumbre sobre cada acción a tomar. ¿Debo cancelar mi seguro? ¿Es buena idea cancelar mis seguros por la crisis del coronavirus? De la noche a la mañana, nuestros hábitos se han modificado drásticamente, y los de quienes hasta hace unos días, eran nuestros clientes, empleados, proveedores… En esta línea de pensamiento, hemos recibido preguntas del tipo: ¿Si no estoy usando el coche, no sería buena idea dar de baja el seguro por estos días? o ¿Por qué mantener los seguros de mi empresa o local comercial si ahora está cerrado? A la pregunta de si se deben cancelar los seguros, nuestra respuesta es clara: No es buena idea. Pero veamos en detalle por qué somos tan categóricos. Seguros de autos: ¿Si mi coche no será usado, por qué debo mantener su seguro? Tu coche esta dado de alta en tráfico, está habilitado para circular y por ello, ha de tener el seguro obligatorio, exigible a todos los vehículos en su situación. Pero, pongamos por ejemplo, que no usas el coche en todo este período, pero tienes la mala suerte de que te lo roban y que con él tienen un accidente. El Consorcio de Compensación de Seguros, que responderá ante los terceros perjudicados, podrá reclamar el importe...
¿Cómo se asegura un satélite? Así se podría haber evitado perder los 200 millones del satélite español Ingenio 

¿Cómo se asegura un satélite? Así se podría haber evitado perder los 200 millones del satélite español Ingenio 

Desde un pequeño ciclomotor a una casa, prácticamente cualquier bien preciado puede estar bajo la protección de una póliza de seguros. Un hecho que no se ha aplicado al satélite Ingenio, uno de los proyectos espaciales más ambiciosos creado en España que sufrió un lanzamiento fallido a bordo de un cohete francés de la compañía Arianespace. En una rueda de prensa celebrada la misma tarde después de la destrucción, se anunció que el lanzamiento carecía de cualquier tipo de seguro que pudiera cubrir esta situación u otras derivadas del funcionamiento ya que no es obligatorio. Un lanzamiento que ha supuesto a las arcas españolas un desembolso de 200 millones de euros y 8 años de trabajo de 10 empresas dentro del país. El que prometía ser el satélite más avanzado de España, terminó estrellado cerca de donde estaba previsto el aterrizaje de la etapa Zefiro 9, una de las encargadas de impulsar al aparato. “El lanzador [con el satélite Ingenio a bordo] cayó en una zona completamente deshabitada”, según recoge la Agencia Espacial Europea. Esto nos pone tras la pista de la segunda derivada del asunto. ¿Qué hubiera pasado si el cohete, habiéndose desviado de la trayectoria, llega a impactar en una zona poblada causando daños humanos y materiales? Algo que podría haber ocurrido si la desviación hubiese sido más acusada o hubiera ocurrido en otro momento del despegue. Asegurar un satélite El lanzamiento de satélites implica un riesgo más o menos importante debido a la ingente cantidad de factores que pueden alterar la misión y arruinarla. Es por ello por lo que las aseguradoras contemplan esta situación y ofrecen a las compañías la posibilidad de asegurar todo el viaje y la...