Estos días de frío es muy habitual encontrarnos con la molesto problema que las ventanillas del coche y sobre todo el parabrisas se nos ha empañado.

La causa principal de esta situación es la humedad del aire, es decir las partículas de agua que contiene el aire que, cuando aumenta la temperatura se evaporan al entrar en contacto con una superficie fría como son los cristales de nuestro vehículo y es por ello que nos encontramos los parabrisas empañados.

Este problema es muy incómodo para los conductores ya que reduce notablemente la visibilidad en el caso que hayamos comenzado ya la marcha o nos obliga a esperar un rato antes de iniciar nuestra ruta. De hecho existen varios estudios que demuestran que en temperaturas frías se registran un mayor número de accidentes relacionados con los parabrisas empañados ya que además de reducir la visibilidad nos obliga a la activación del aire para acelerar el desempañado y nos resta concentración en la carretera.

 

Es por ello que vamos a darte algunas recomendaciones para que esto no ocurra. Uno de los trucos más conocidos es frotar una patata partida por la mitad por el cristal. La patata contiene almidón y evita que se empañen los cristales, aunque cierto es que los cristales quedan algo sucios con lo que los conductores suelen optar por otros remedios caseros.

Uno que nos ha llamado especialmente la atención y es muy recurrente sobre todo para los conductores que tienen como mascota un felino es colocar pequeñas bolsas rellenas de sílice para gatos. Este material es secante y tiene la capacidad de absorber la humedad del aire lo cual evitará que los cristales se empañen. Recomiendan colocar un par de calcetines rellenos de sílice para gatos, uno bajo los asientos y el otro en el cuadro de mandos más cercano al cristal y de esta forma podemos fácilmente combatir este fenómeno atmosférico sin ensuciar la superficie del cristal y además es inoloro con lo que no afectará al olor del vehículo.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *