1.- Caso ARGANDA DEL REY

El pasado día 5 de Mayo, se extendía el pánico en una zona industrial cercana a Madrid,   una empresa situada en ARGANDA DEL REY , había sufrido daños, muchos daños ,  por la grave explosión que se originó, muy  tratada en los medios de comunicación y que pasamos a resumir:

riesgo de incendio

Una empresa de gestión de residuos y recuperación de disolventes mientras estaba realizando labores de “limpieza”,   se inicia un incendio  como consecuencia de la explosión de varios elementos que estaba tratando .

El resultado fue 35 personas heridas. de las cuales tres en estado muy grave, 10.000m2 de la nave totalmente destruidos, evacuados los centros educativos de la zona y el centro de salud,  así como  numerosos daños a empresas , comercios, vehículos ,en un amplio radio donde se encontraba la empresa , ya que por motivo de la explosión saltaron puertas, cristales, tejados , …. paralizando la actividad de los negocios afectados.

La empresa causante de la explosión ha recibido ya más de 100 reclamaciones

 

2.- Caso BERMEO  

El 11 de abril del 2013 en el número 23 de la calle Juan Nardiz y como consecuencia de un cortocircuito, supuestamente en los bajos del mismo donde había un pequeño bar, se produce un incendio que afecta  a un total de doce edificios, tres de los cuales se desplomaron, y unas setenta personas se quedaron sin hogar.

poliza seguro hosteleria

La reconstrucción y arreglo de los nueve edificios ha costado cerca de siete millones de euros.

El juicio que se está sustentando en estos días se está discutiendo donde comenzó el fuego y por lo tanto quien es el responsable del mismo.

El bar estaba en alquiler con una renta muy baja y los “dueños” del local , que lo adquirieron por herencia pueden ser los responsables.

 

 

 

 

 

Situaciones comunes a ambos casos:

1.- Aquellos que tenían contratada una póliza de seguro cubriendo sus bienes (empresas, casas, negocios, vehículos, etc.) y lo tenían bien asegurado, habrán cobrado de sus respectivas compañías aseguradoras los daños (perdidas) que hubieran sufrido, y de alguna manera habrán podido continuar con sus negocios, con sus vidas.

 

2.- Por el contrario aquellos que no veían riesgo y por lo tanto no tenían contratada una póliza de seguro o la tenían desactualizada, se han visto  en situaciones complicadas, algunos en la ruina más absoluta , otros pagando una hipoteca sobre un bien que ya no tienen , otros teniendo que cerrar su negocio, despidiendo personal, perdiendo clientes y encima con la frustración de haber pagado un seguro que estaba mal hecho, todo por no acudir a un profesional.

 

3.- ¿ Y el responsable de los daños ?

Por una parte, si tuviese una cobertura de daños (como los afectados) se le habrá indemnizado por su Aseguradora y habrá repuesto su patrimonio dañado.

sin poliza de seguro

 

Por otra habrá, recibido innumerables reclamaciones (en el primer caso más de 100 y en el segundo de todos los afectados y por encima de los 7.000.0000 €) bien de las Aseguradoras de aquellos que tenían asegurados sus bienes, y que una vez que les han pagado reclaman contra el causante,  o bien de los perjudicados directamente, así como gastos derivados bomberos, sanitarios, etc…

 

Si el causante de los daños no tuviera contratada una póliza de RESPONSABILIDAD CIVIL o teniéndola el capital contratado fuera insuficiente, que lamentablemente es lo más probable, este responde con todos sus bienes  presentes y futuros.

 

 

 

 

 

 

4.- Conclusiones

a) Si usted es propietario y/o usuario de un bien (una nave, un negocio, una casa, un coche….) debe de tener un buen seguro que le proteja y que se encargue no solo de reparar, sino de reclamar contra aquel que te ha podido causar un daño

 

b) Nuestra actividad, bien sea profesional o personal pueda dar lugar a situaciones en las que podamos ocasionar daños a otros; daños de los cuales somos responsables y que debemos reparar. Es tan importante, o incluso más, tener contratado una buena cobertura de RESPONSABILIDAD CIVIL, como de daños

 

c) No dejes en manos de “aficionados” (bancos, grandes superficies, tele-tienda,” “ese amigo que….” etc…) tu futuro.  Consulta con profesionales, en TRACTIO te asesoraremos sobre los riesgos a los que estas expuesto, de las medidas de prevención para intentar que no ocurran   o atenuarlos y de cómo proteger tus intereses si no se pudiesen evitar. Y si tienes un problema estaremos contigo desde el principio al final, a tu lado, buscando la mejor solución.

 

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *