Acabas de sufrir una avería en mitad de la carretera y tu vehículo no funciona. Llamas al servicio de asistencia de tu compañía y, mientras tanto, tienes que ponerte el chaleco de seguridad, salir del vehículo y caminar al menos 50 metros de la parte trasera para poner los triángulos de emergencia.

Esta simple y aparentemente inofensiva maniobra supone un altísimo riesgo de ser arrollado, un problema de seguridad vial del que han sido conscientes las autoridades.

Este gesto cambiará de forma definitiva dentro de cinco años. Pero es bueno que compremos y nos acostumbremos al nuevo dispositivo: la baliza de emergencia V-16, una señal luminosa que se coloca en el techo del vehículo para alertar a los demás conductores del posible peligro.

La normativa establece que “Desde el 1 de julio de 2021 ya puedes usar la baliza de emergencia, junto a los triángulos de emergencia, hasta que éstos desaparezcan definitivamente a partir del 1 de enero de 2026”. Sí, ya podemos comprarla y utilizarla, pero teniendo en cuenta que aún no podemos sustituir los triángulos de emergencia por esta señal.

Balizas luminosas versus Triángulos de emergencia

• Permiten la señalización del vehículo en cuestión de segundos y sin necesidad de salir.
• Se reduce de forma drástica el riesgo de sufrir atropellos.
• Pueden ser utilizadas por personas con movilidad reducida.
• Son compatibles con las motocicletas, gracias a su reducido tamaño.
• Incluyen posibilidad de geolocalización del vehículo siniestrado o estacionado.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *