En estas fechas otoñales de recuerdo a los seres queridos que desgraciadamente ya no están con nosotros, a todos nos viene a la mente una realidad,  ¡Qué caro es morirse!

La muerte de un ser querido es, seguramente, el mayor golpe psicológico que puede recibir un ser humano. No existe nada comparable. Pero, además del brutal impacto emocional, el fallecimiento de un familiar acarrea otros problemas añadidos. De hecho, organizar un sepelio puede suponer un trastorno tanto a nivel económico como de papeleo.

Para ayudarte en esos momentos, el seguro de decesos puede ser un gran aliado. Con este seguro podemos conseguir minorar esos malos momentos y además contando con la ayuda de profesionales acostumbrados a tratar en esos difíciles días. 

Esto es  así, porque desde el sector asegurador ofrecemos soluciones para conseguir abaratar estos costes y, lo más importante, en el momento de nuestro triste desenlace, facilitar a nuestros allegados los trámites y la burocracia que supone morirse.

Es a través de la póliza de decesos, más familiarmente conocido como el “seguro de los muertos” la forma en que las compañías se humanizan en el momento de prestar el servicio y facilitan optimizar el gasto.

En España, casi 22 millones de personas tenían contratado un seguro de decesos en 2018, es decir, el 47%. Solo lo supera el del automóvil y el hogar.

El coste de la póliza es diferente en función de la edad de los asegurados, la provincia y los servicios contratados: la media supone alrededor de 15 € al mes.

¿Y tú ya lo tienes? ¿O eres de la parte del 53 % que no lo tienen?
¿Quieres saber, qué costaría un seguro para ti?

Facilita a tus allegados ese momento tan triste de tu despedida

logo tractio

Haz click en nuestro logo y te daremos la oportunidad de que tú mismo, en solo tres pasos, calcules el precio de tu seguro.

Y recuerda, que en nuestra web puedes calcular el precio para cualquier seguro que necesites. Consulta nuestra web.

¿Cuánto cuesta de media morirse?
El gasto medio de un entierro en España ronda los 3.500 euros, pero si es por Covid-19 supone unos 500 euros más.

El coronavirus ha provocado en España la muerte de más de 29.000 personas de momento de forma oficial, aunque el Instituto Nacional de Estadística (INE) sitúa el exceso de mortalidad en más de 50.000.

Ocho meses después de que se decretara el estado de alarma y el confinamiento casi total de la población, los rebrotes y contagios vuelven a dispararse en España y crece el número de personas fallecidas.

El entierro de una persona cuesta de media unos 3.500 euros en España, según un estudio de la Organización de Consumidores (OCU). No obstante, puede salir por el doble, ya que varía según la localidad y todo lo que se contrate.

En Madrid, una de las CC AA donde morirse sale más caro, un servicio mínimo de entierro o incineración cuesta unos 1.900 euros, pero un sepelio completo cuesta entre 5.500 y 7.000 euros.

¿Qué incluyen los gastos?
La empresa funeraria contratada se encarga de diferentes servicios. Una incineración o un entierro mínimo incluye el féretro, la recogida y traslado del cuerpo, el coche fúnebre, la tramitación de la documentación, el centro de flores y la preparación estética del cadáver.

Uno completo incluye, además, el velatorio 24 horas, la corona de flores, servicios religiosos, sábana sudario y traslado hasta 50 kilómetros (generalmente).

Las esquelas en periódicos y murales, mesa de firmas y servicios musicales suelen ir como gasto aparte.

El féretro, arca o ataúd es lo más caro De los costes del servicio funerario, el féretro, arca o ataúd es el apartado más caro, según la OCU. Un modelo común, sin lujos especiales, cuesta entre 600 y 2.600 euros, pero la media ronda unos 1.200 euros.

  • El cementerio El precio del cementerio y, en ocasiones, el del tanatorio suelen responder a tasas municipales o de alguna entidad ajena, y también engrosan mucho la cuenta.
  • El alquiler del tanatorio por 24 horas (es habitual que sean hasta 36 horas) cuesta algo más de 500 euros.
  • La inhumación El servicio de inhumación, con alquiler de un nicho, tiene un precio que varía mucho según de qué provincia española se trate: la media ronda los 600 euros, pero puede rozar los 2.000 euros, como en Madrid.

¿Resulta más caro morir por coronavirus?
Sí. Según aseguran desde diferentes funerarias, el gasto por el fallecimiento de una persona a causa de la Covid-19 puede suponer un desembolso extra de hasta 500 euros.

El motivo es el coste del sudario en el que se debe introducir el cadáver, así como los EPI (equipos de protección personal) que han de usar los trabajadores, la desinfección y el tratamiento de residuos.

¿En qué provincias resulta más caro morirse?
Las tres provincias que lideran el ranking de UNESPA (patronal del seguro) de lugares más caros en relación con los costes asociados a la muerte son Girona (cuesta un 29% más que en el conjunto del país), Madrid (un 27% más) y Barcelona (casi un 21% más). Les siguen Lérida (+19%) y Huesca (+15%).

Por contra, las provincias donde resulta más barato morirse son Zamora (casi un 40% menores que la media española), Santa Cruz de Tenerife (-36%), Palencia (-29%), Soria (-27%) y Cuenca (-26%).

En cuanto a las ciudades, Madrid, Vigo y Valencia son las ciudades de más de 250.000 habitantes de España donde es más caro fallecer, según el estudio elaborado en 2018 por Estamos Seguros (UNESPA).
Mientras que hay también grandes ciudades donde este gasto es inferior a la media del país: Bilbao, Murcia, Zaragoza, Las Palmas de Gran Canaria, Córdoba y Málaga son las urbes donde los gastos son menores.

* Fuente: 20minutos
* Tractio no se responsabiliza de los errores u omisiones de los que pudiera adolecer el contenido de la información y opiniones expuestas, ni puede servir, en ningún caso, de sustituto del asesoramiento profesional correspondiente.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *