Te ofrecemos 6 recomendaciones para el caso de una intrusión o robo en tu domicilio o en tu empresa:

1º – No te enfrentes
No arriesgues, no sabes cómo va a reaccionar ni qué medios tiene el ladrón: por eso, no lo dudes, y si notas cualquier factor de riesgo, ¡ponte a salvo y nunca te enfrentes!

2º – Alerta a las autoridades
Llama a la policía, y no toques nada hasta que acuda: cualquier rastro que el intruso haya podido dejar, ayudará a identificarle.

3º – Acude a tu mediador
Si tienes una póliza de seguros, comunica el incidente cuanto antes a tu mediador, o a la aseguradora, para que te asesoren y ponga en marcha todos los mecanismos que ayuden a cubrir tus riesgos.

4º – Documenta los daños
Saca fotos y/o videos de los destrozos, haz un inventario de los bienes dañados o robados, y busca documentos que puedan acreditar la existencia de lo sustraído (facturas, fotografías, etc.).

5º – Evita más destrozos
Utiliza el sentido común y haz lo posible para tus reacciones u omisiones no incrementen los daños.

6º – Recupera tu vida cuanto antes
No dejes que estos sucesos alteren tu vida de forma permanente: lo más importante tu salud física y mental, y por eso toma medidas, pero cuanto antes recupera la confianza y la normalidad.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *