6 CONSEJOS A TENER EN CUENTA AL ALQUILAR UN APARTAMENTO DE VERANEO

6 CONSEJOS A TENER EN CUENTA AL ALQUILAR UN APARTAMENTO DE VERANEO

El entorno digital ha cambiado nuestros hábitos. El auge de Internet ha favorecido que muchas transacciones se realicen online, con las ventajas (e inconvenientes) que conlleva. El alquiler de apartamentos online para pasar las vacaciones no es una excepción, y es una opción a la que cada vez recurren más veraneantes ya que en muchas ocasiones puede resultar más económico, sobre todo para grupos, y es más fácil encontrar algo que, aparentemente, se adapte a nuestro gusto.

Pero, ¿qué debemos tener en cuenta para que nuestra experiencia no sea un fracaso? Según la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios), entre las quejas más comunes de los usuarios después de una estancia en un apartamento vacacional se encuentran: electrodomésticos y mobiliario en mal estado, ubicación y superficie inexactas, e higiene inadecuada. Por esta razón, no está de más que tomemos algunas precauciones:

 

1. Comprobar que las condiciones del piso se corresponden con el anuncio

Si en un anuncio hay más fotos de la piscina que de la casa, algo no está bien. Hay que asegurarse de que las imágenes del alojamiento reflejan, si no todas las estancias, sí las más importantes, como dormitorios, baños y cocina. Si tienes la posibilidad, ponte en contacto con el propietario por mail o teléfono para que te dé más detalles sobre el apartamento. Ten en cuenta también que los requisitos que exige el arrendador te darán una idea de lo importante que es el cuidado de la casa para él.

2. Pedir un contrato con las condiciones del alquiler

Si nos piden un depósito por adelantado es imprescindible conocer las condiciones que estamos aceptando, tanto la reserva como las posibilidades de cancelación. Lo aconsejable es no pagar hasta haber visto el apartamento, pero también es razonable que el arrendador pida que se avance un pequeño porcentaje del total del alquiler para asegurar la reserva. En ocasiones, puede pedirse una fianza para asegurar que los inquilinos cubran los desperfectos si los hubiera, pero no debería utilizarse para cubrir la rotura por uso.

3. Comprobar la localización en el mapa y los servicios más cercanos

Si no buscamos la localización exacta en el mapa, puede darse que nos encontremos en medio de la nada con la población más cercana a 20 km. Hay que preguntarle al arrendador dónde están los servicios básicos como farmacias y supermercados, o a qué distancia está la playa, y verificarlo en la medida de lo posible. Según quien lo explique, a dos minutos de la playa pueden ser 200 m… o 2 km.

4. Revisar el inventario

Es probable que en el contrato se adjunte un inventario donde constan muebles y otros artículos que contenga el apartamento. En ese caso, debe comprobarse que realmente se encuentren allí,  conjuntamente con el arrendador si es posible, ya que si no coincide lo que hay en realidad con lo que refleja la lista pueden cobrar una penalización al inquilino. En el caso de que esto no sea posible, recomendamos comunicarlo tan pronto como seamos conscientes para evitar suspicacias y malos entendidos.

5. Acordar las condiciones de limpieza del inmueble

El inquilino debe haber acordado previamente en qué condiciones de limpieza se encontrará el apartamento, y si hay cargo adicional por limpieza semanal. Es necesario  saber si debe dejar el piso limpio cuando se vaya ya que, en algunos casos, puede haber un recargo en el coste final.

6. Consensuar la forma de pago

A la hora de pagar es importante prestar atención a las exigencias del arrendador. Lo más fiable es que sea siempre mediante la web o empresa de alquileres, evitando hacer transferencias bancarias a particulares, y mucho menos pagar en efectivo.

Tener en cuenta esta serie de recomendaciones a la hora de escoger un alojamiento vacacional puede evitar encontrarse en situaciones desagradables. Los compartimos contigo para que puedas facilitarles esta información a tus asegurados y recordarles que, si quieren evitar posibles inconvenientes, con el módulo “consumo” del seguro DAS Abogado Personal Todo Riesgo contarán con el asesoramiento de nuestros abogados expertos en temas de consumo, para entender bien cuáles son sus derechos en cada caso y, llegado el caso, llevar a cabo su reclamación. 

 

NOTICIA ORIGINAL

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *