Empresa ciber-precavida vale por dos

Empresa ciber-precavida vale por dos Como ya es de público conocimiento, el 25 de mayo entró en vigor el Reglamento europeo de protección de datos que introduce cambios significativos para las empresas que manejan datos personales. Este nuevo reglamento supone una transparencia por parte de las empresas hacia los usuarios en relación al manejo de sus datos personales y su consentimiento explícito para disponer de ellos. También obliga a las empresas a notificar a los usuarios en el supuesto de una violación en la seguridad con posible afectación de datos de carácter sensibles. Si hablamos de las medidas a tomar más importantes, hay que tener en cuenta la creación de la figura de Delegado de Protección de Datos (DPD). Este (nuevo) profesional será el encargado de hacer un análisis de riesgo del tratamiento de los datos para establecer qué medidas adoptar y cómo se aplicarán para evitar multas y sanciones que pueden ser muy costosas y hasta llevar a una empresa a la ruina. Si hasta antes de la aplicación del Reglamento europeo las multas más graves se situaban en los 600.000 €, a partir de la ahora podrían llegar hasta los 20 millones. Dado lo expuesto, resulta casi indispensable crear un buen equipo o, en su defecto, externalizar el servicio. Esta última opción es por la que optan muchas empresas para librarse de cometer errores en un trabajo que desconocen. Pero de lo que muchas empresas no saben (sobre todo las pequeñas y medianas) es que podrán librarse del trabajo pero no de la responsabilidad. Cada empresa es responsable, en primera instancia, de los datos que maneja. Podría...