Ocho conductas por las que un directivo puede acabar en la cárcel

Ocho conductas por las que un directivo puede acabar en la cárcel

Los tribunales están empezando a considerar como delitos ciertos comportamientos que hasta ahora se sancionaban como faltas administrativas. Aumenta así la responsabilidad penal de los empresarios. El “siempre se ha hecho así” o “total, si sólo es un contrato” no servirá como atenuante para algunas conductas no poco habituales que se dan en algunos centros de trabajo. En los últimos años y cada vez de forma más creciente, se han tipificado como delitos comportamientos que hasta ahora estaban siendo sancionados simplemente como faltas por los juzgados de lo social o por la Inspección de Trabajo. Montse Rodríguez, directora del área laboral de BDO Abogados, advierte de que muchos directivos aún no son conscientes de este cambio, ya que, en bastantes ocasiones, “son los propios jueces los que están pidiendo al Ministerio Fiscal que entre de oficio para analizar si hay delito penal en los casos que tienen entre manos”. Estas conductas pueden comportar responsabilidad penal tanto para la empresa como para los directivos, que pueden acabar en la cárcel si no implantan las medidas necesarias a través de un programa de cumplimiento normativo para evitar este tipo de comportamientos en el seno de su empresa. “Las responsabilidades penales no son asegurables, por lo que muchos directivos están asustándose ante las posibles consecuencias de este cambio de criterio para ser juzgados por la vía penal”, alerta Ricardo Balansó, director del área de procesal de BDO Abogados en Barcelona. Acoso en el trabajo El acoso en cualquiera de sus modalidades -moral, sexual o por razón de sexo- es una de las conductas con las que más tienen que lidiar los abogados....
Nuestra vida pegada a los Móviles ¿Son tan seguros como pensamos?

Nuestra vida pegada a los Móviles ¿Son tan seguros como pensamos?

Es muy difícil concebir nuestra vida sin nuestro Móvil, ya forma parte de nosotros, su ausencia nos genera ansiedad, hemos de comprobar si tenemos mensajes continuamente. A través del móvil podemos hacer multitud de operaciones en nuestro día a día. Ante esto surge la siguiente cuestión: ¿Son lo suficientemente seguros? ¿A qué riesgos estamos expuestos mediante el uso incondicional de los mismos?.     Sofisticado y muy común       Los Móviles  cuentan con múltiples funciones: Voz y comunicación digital Recopilación, almacenamiento y difusión de la información Navegación Entretenimiento Fotos Contactos Datos de salud Verificación de productos de consumo Control monetario y operaciones bancarias Planning personal Geolocalización Compras y mucho más…     Las mejoras en hardware y software pueden ofrecer multitud de beneficios, por lo que son numerosas las empresas que ofrecen a su propio personal los dispositivos, que les permiten estar en continuo contacto con sus clientes y al mismo tiempo localizables. La creciente demanda de Móviles no cesa. Sus ventas a nivel mundial han crecido un 5% en el segundo trimestre de este año, 302.1 millones de unidades.           Pero…       Este gran avance supone un coste para el usuario final. El éxito del Iphone ha supuesto un incremento generalizado en los precios del resto de la industria. Y aunque las operadoras asumen el coste inicial del dispositivo, los gastos pueden pasar inadvertidos hasta que nos encontramos con un caso de pérdida o robo, o hasta que nos obligan a tener una permanencia mínima, con lo que si queremos cambiar de móvil estamos obligados a pagar un coste bien...
Un 46,1% de empleados no dispone de productos complementarios a la pensión pública

Un 46,1% de empleados no dispone de productos complementarios a la pensión pública

Los españoles no comienzan a planificar su jubilación hasta los 43 años. Así lo refleja un estudio sobre previsión social empresarial realizado por la compañía de investigación de mercados GFK para NATIONALE-NEDERLANDEN que destaca que esta dilación en la preparación económica del retiro se produce pese a que la mitad de los encuestados considera que no tendrán suficiente con la pensión pública. El 56% cree que sus ingresos se verán muy afectados cuando se jubilen y, pese a ser conscientes de ello, existe un 46,1% de encuestados que afirma no disponer de ningún producto de ahorro o inversión complementario a la pensión pública de jubilación porque, afirman, lo ven lejano o no les hace falta. Del 54% de empleados españoles que sí tiene contratado algún producto de este tipo, solo un 6,4% lo tiene, exclusivamente, a través de su empresa. Por otro lado, el informe destaca que sólo un 20% considera que las pensiones están garantizadas para los próximos 40 años. Despreocupación por la jubilación… El estudio pone de relieve un alto desconocimiento y despreocupación hacia la jubilación entre los empleados españoles. De hecho, uno de cada cuatro encuestados confiesa que la jubilación le queda tan lejos que no le preocupa. Solo el 40% saben cuál es el periodo mínimo de cotización necesario para acceder a la pensión de la Seguridad Social, mientras que menos de un tercio desconoce la edad mínima para obtener el máximo de pensión y únicamente el 27,3% conoce las modificaciones que se han realizado en su cuantía y en las condiciones de acceso. … y escaso nivel de información Además, apenas dos de cada...
{{unknown}}

La probabilidad de accidente de coche va descendiendo con la edad

Un conductor de 18 años tiene casi cuatro veces más probabilidades de tener un accidente grave que uno de más de 35 años, según refleja el último estudio de UNESPA La probabilidad de accidente de los conductores entre 18 y 35 años es superior a la de los conductores de más edad. Concretamente, la probabilidad de que un conductor de 18 años tenga un accidente grave es casi cuatro veces mayor a que lo padezca una persona de más de 35 años. A medida que el conductor va cumpliendo años, esta probabilidad va descendiendo y, a los 35 años, las diferencias se reducen a apenas un tercio. Es una de las conclusiones del informe ‘Juventud al volante: Por qué es necesario ser prudente’, elaborado por UNESPA a partir de los datos de la Estadística de Seguros de Automóviles (ESA) y con el que pretende dar una panorámica sobre la conducción por parte de los jóvenes españoles. El desglose más detallado por tramos de edad entre los jóvenes revela cierta irregularidad respecto a la tendencia general, lo que es debido a la experiencia al volante, es decir, el número de años desde que se sacaron el carné de conducir, pues no todos los jóvenes lo hace a los 18-19 años. Así, se observa que los conductores, ya de moto o un turismo, que tienen entre 18 y 28 años y que tienen menos de un año de carnet tienen 3,6 más probabilidades de sufrir un accidente que una persona que tiene más de diez años de experiencia al volante.     Gravedad por tipo de vehículo Si este análisis se...